Si no se puede medir, no se puede mejorar

El debate sobre la necesidad de medir el impacto del diseño está instalado, desde hace ya varios años, tanto en los países que afrontan dificultades en su estructura económico productiva, como en aquellos que cuentan con cierta cultura de diseño instalada y una economía afianzada en el desarrollo industrial.

SEE PROJECT viene representando un espacio fértil para la discusión y consenso en torno a estos temas. Entre sus publicaciones más recientes sobresale un breve documento que repasa algunos aspectos referidos a la medición del diseño.

Allí, se abordan algunas preguntas fundamentales, con el fin de que los gobiernos integren el diseño a las políticas públicas: ¿Cuáles son los desafíos y las barreras asociadas a la medición del diseño? ¿Cómo contribuye el diseño a la competitividad de las empresas? ¿Han valido la pena las inversiones de los gobiernos en las políticas y programas de diseño? ¿Cómo se beneficia a partir del diseño la industria nacional? ¿En qué medida ha estado el diseño contribuyendo al desarrollo de la nación?

Justo cuando el diseño está siendo reconocido en distintos niveles de la política, el desafío de la medición se ha vuelto fundamental. Tal como declaró Lord Kelvin en Worldwide Governance Indicators: “Si no se puede medir, no se puede mejorar.”

El documento completo puede leerse en el sitio de publicaciones de SEE PROJECT.

En el Centro Metropolitano de Diseño estamos comprometidos con estos temas, y nuestro plan de trabajo incluye el desarrollo de contenidos relacionados con la medición del diseño. En los próximos meses daremos a conocer una publicación sobre casos de impacto del diseño en las empresas, focalizados en el relato encargo-desarrollo-resultado y las consecuencias sobre aspectos comerciales y productivos. También encararemos, durante este año, una importante encuesta que tiene por objetivo medir la oferta de diseño en la ciudad de Buenos Aires. Estas herramientas, sumadas a nuestra permanente difusión de las experiencias de interacción entre diseño y empresas, deberán aportar al afianzamiento de una cultura que, estamos convencidos, es necesaria para fortalecer la economía y el crecimiento de la industria local.

2 comentarios:

meme*guaia dijo...

Creo que el establecimiento del CMD es un gran paso para el desarrollo del diseño en Argentina.
Suerte con el proyecto!
saludos
meme guaia

Guadalupe Bracuto Verona dijo...

Gracias! Saludos!

Publicar un comentario